Apuntes de la categoría: Aforística de la actividad cultural

Versus

Fecha: 3 de marzo de 2014 Categoría: Aforística de la actividad cultural Comentarios: 0

El creador tiene como materia prima el instinto. El funcionario cultural la racionalidad. Uno trabaja con el absurdo y de allí extrae consecuencias lógicas. El otro intenta volver absurdo el resultado lógico del primero. En fin. Ni como entenderlos.

Diversidad

Fecha: 2 de septiembre de 2013 Categoría: Aforística de la actividad cultural Comentarios: 0

Se habla mucho de diversidad cultural, pero no se entiende con realismo el concepto hasta que no se aprecia lo que entiende por cultura un grupo de vecinos seleccionados al azar.

Usar la infraestructura

Fecha: 2 de septiembre de 2013 Categoría: Aforística de la actividad cultural Comentarios: 0

La infraestructura cultural debe traducirse en alegría y provecho social. Una infraestructura sin provecho puede ser uno de los sinónimos de la tristeza.

Discurso cultural

Fecha: 2 de septiembre de 2013 Categoría: Aforística de la actividad cultural Comentarios: 0

Un discurso cultural, es decir, el concepto profundo que da sentido y contenido a la actividad cultural de una institución, debe poseer claridad, una claridad que es resultado del orden mental, pero también la virtud de la experiencia acumulada y la osadía de la innovación. Nada peor que un discurso cultural anclado en el pasado sin miradores hacia el porvenir, como también resulta indeseable un puro afán de innovación que no sabe de dónde parte ni lo que pudo hacerse antes.

 

Eventitis versus Desertitis

Fecha: 2 de septiembre de 2013 Categoría: Aforística de la actividad cultural Comentarios: 0

Algunos critican el exceso de actividad cultural, lo que se llama (erráticamente, desde mi perspectiva) “animación cultural”. Lo desprecian como “eventitis”. Deben tener algo de razón: muchas veces se dilapidan recursos y esfuerzos en actividadades que sólo brindan un poco de esparcimiento, sin formar públicos más exigentes y sin contribuir al desarrollo cultural de una sociedad. Pero también debemos recordar que para un alto porcentaje de la población la actividad cultural es el evento que ocurre en la calle, al que puede asistir, al que puede llevar a la familia… y la autoridad cultural debe tener la capacidad de responder a esa demanda social. Si le tenemos fobia a la “eventitis” más fobia deberíamos tenerle a la “desertitis”, al vacío de la actividad cultural por concentrarla en públicos refinados que no llenarán los espacios ni atenderán masivamente las convocatorias.