Celos y sentimientos

Fecha: 17 de julio de 2020 Categoría: Historias al pasar... Comentarios: 0

Hoy tuve la oportunidad de estar en la misma mesa con el Presidente Andrés Manuel López Obrador. No es la primera vez que eso ocurre. Lo conocí hace muchos años en un evento en la Ciudad de México, cuando yo participaba en algo que se llamó Juventud Progresista, organismo juvenil afiliado a la Corriente Democrática del PRI.

Esa corriente, por demás histórica, la integraron, además del hoy presidente, Porfirio Muñoz Ledo, Cuauhtémoc Cárdenas, Ifigenia Martínez y otros más.

Sería una indiscreción y una irresponsabilidad de mi parte relatar lo platicado en la mesa de hoy, pues se analizaron temas de seguridad del país y del estado, pero puedo rescatar, para ustedes una pequeña afirmación que hizo el presidente.

Las frases, dichos y expresiones de los presidentes siempre me parecen interesantes, pues en un instante transmiten, de forma condensada, toda una vida de experiencias, toda una visión del mundo, todo un saber acumulado.

Pues bien, el presidente Andrés Manuel, después de dar unas instrucciones a un par de funcionarios que lo acompañaban, dijo en un tono resignado: “hay muchos celos y sentimientos en este oficio noble de la política”.

Cierto. A veces hasta la menor de las decisiones genera efectos en el círculo que nos rodea. Se exige entonces la capacidad de anticipar lo que otros pensarán, pues muchas veces algo que parece sin importancia desata toda una serie de consecuencias inadvertidas.

En la actividad pública (quizás en todas las actividades) abunda la desconfianza, la envidia, la codicia, pero también aparecen los celos (profesionales y políticos) y los sentimientos encontrados.

En esa maraña de emociones el líder de un proyecto debe saber equilibrar lo que hace y lo que dice, previendo el efecto en los demás. No es algo sencillo, se los puedo asegurar.

Compartir en

Deja tu comentario