Ella que mira disfrazando la mirada…

Fecha: 6 de enero de 2017 Categoría: Historias al pasar... Comentarios: 0

Sus ojos miran sin mirarme,

y adivino en ellos

algo de añoranza disfrazada de alegría

como si aprisionara un secreto

que los párpados asfixian

encerrado en el cofre

de las sonrisas perdidas

y en el velo rugoso

de una luz que lastima.

 

Quizás no distingan eso

quienes la miran mirarlos

(insensatos)

pues no saben mirarla

ni mirar sus ojos mirando

solo verla sin palparla,

sin comprender su mirada…

 

Mientras yo (es un extraño don)

puedo palparla de lejos

aún sin ella mirarme.

Es que la niña perdió algo

y sigue mirando de lejos.

Le hicieron daño quizás,

la rasgaron al tocarla,

(o tal vez)

olvidaron cubrirle los ojos

para cuidar su mirada…

 

Quizás perdió le fe en otros,

miró con fijeza algo

que se disipó al aprehenderlo,

quiso tocarlo y se fue,

se le escurrió entre los dedos.

 

Nadie le dijo el secreto:

que la mirada engaña,

que ver no es creer,

que ver es dudar,

que se debe tocar pues la mirada miente

(Eso lo sabe el escultor:

por eso duda

de lo que ve

y prefiere moldear a ciegas)

 

Mientras la sigo mirando

intentando decirle que a su mirada

le falta que yo la mire mirándome,

que no puede engañarme…

Que aún su bella mirada

es artimaña,

antifaz

venda

Que su mirada no es plena

 

¿La razón?

Sigue mirando sin mirarme,

sin saber que la toco y la moldeo

mientras la miro mirando.

 

Quizás su mirada cambie

cuando me mire mirándola…

Compartir en

Deja tu comentario