Impertinencia 2

Fecha: 17 de junio de 2019 Categoría: Historias al pasar... Comentarios: 0

Fui a caminar al jardín. A lo lejos una joven pareja disfrutaba un momento de paz. Estaban sentados en el pasto, mordisqueando una paleta y mirándose con ansia primaveral. Ella se veía hermosa. El cabello recogido, una blusa blanca y una falda coqueta. El parecía embelesado frente a ella. Hasta la paleta le escurría por los dedos y ni cuenta se daba. El paisaje idílico se rompió cuando descubrí que en un árbol cercano colgaba un panal de avispas coloradas, de las meras bravas. Ellos lo ignoraban. Me preocupé. Sentía que en cualquier momento los insectos podrían estropear ese momento especial. Intenté hacer algo antes de que ocurriera un desastre. Tomé un palo que vi por allí y me acerqué sigiloso a donde estaba el panal. Mi idea era tumbarlo y pisotearlo antes de que pasara algo peor. Los muchachos ni siquiera voltearon a verme. Me acerqué al panal. Un par de avispas revoloteaban por allí, pero podría neutralizarlas si hacía falta. Acerqué el palo para calcular el golpe, pero de pronto una avispa se posó casi en mi nariz. Por el terror golpee el panal con fuerza y fue a parar en medio de los muchachos. Las avispas salieron furiosas. Ellos se levantaron con rapidez y corrieron lejos. Creo que no alcanzaron a picarlos o si lo hicieron fue muy poco. Las paletas quedaron volcadas en el pasto. Cada que voy al jardín espero verlos otra vez. Estaré atento para comprarles otra paleta y ofrecerles mis disculpas.

Compartir en

Deja tu comentario