El paisaje que no sé si lo es…

Fecha: 9 de marzo de 2011 Categoría: La irreflexiva reflexión Comentarios: 1

Ayer me acordé de Jaspers. Decía (o eso creo que decía) que un trastorno psiquiátrico debe atender el trastorno mismo y no lo que el paciente refiere sobre él. En otras palabras, atender el origen probable de una alucinación y no la explicación que el alucinado ofrece sobre su alucinación, o bien, si nos ponemos un poco metafóricos, atender el paisaje real y no distraernos —por ejemplo—con lo que el paisaje inspira en un poeta o en un artista, que siempre privilegiará la imagen que el paisaje inspiró en su creatividad. Me imagino que un psiquiatra debe saber distinguir entre lo que el paciente explica de lo que puede ser en realidad, pues de otra forma llegará a un diagnostico y tratamiento equivocados. El problema es que quiero aplicar este concepto a mis propios padecimientos y no logro descubrir cuáles de mis trastornos son la realidad y cuáles son el intento que realizo por describirlos. Tendré que leer a Jaspers de nuevo para encontrarme conmigo mismo, para explicarme lo que pienso y saber diferenciarlo de lo que creo es la realidad. Eso creo, pero me parece un poco complicado. Si sigo así tendré que aprender a ser feliz con mis trastornos y alucinaciones. Total, si son agradables no importará mucho si son lo real o lo que describo como resultado de mi interpretación de la realidad. Eso creo…

Compartir en

Deja tu comentario

Comentarios

  1. DONDE EMPIEZA LA LOCURA Y DONDE COMIENZA LA REALIDAD, NO EXISTE DIFERENCIA ENTRE LAS DOS, HAY QUIENES PREFIEREN VIVIR DORMIDOS QUE DESPERTAR A LA VIDA QUE LOS DEMAS LLAMAN LOCURA, SIN SABER QUE LA VIDA MISMA LLEVA A LA LOCURA POR QUE EL VIVIR ES DE LOCOS,AL ENCARNAR EL ESPIRITU Y SOMETERSE AL CUERPO EMPIEZA UNA REALIDAD LOCA.FELICIDADES RUBEN POR TUS ESCRITOS, PROMETO LEERLOS Y RAZONARLOS, DICEN LA CAPACIDAD CREATIVA QUE TODOS LOS SERES HUMANOS TENEMOS.