2

Fecha: 16 de junio de 2010 Categoría: Miniaturas Apacibles Comentarios: 0

Cuando supe de él quise conocerlo. Estrechar la mano de alguien tan distinto a mí. Alguien que pudiera hacer hablar a los demás en lugar de hacerlos enmudecer.

Compartir en

Deja tu comentario